4 de agosto de 2021

¡No todo es conveniente!

Los filósofos antiguos comparaban la vida con un paseo por el mercado. El necio piensa: ¿Cuánto dinero necesito para comprármelo todo? El sabio sonríe y dice: ¡No necesito nada de todo esto!

Si nos llenamos de “cosas” no podemos llenarnos de Dios y de personas. Abarrotamos nuestras casas de extraordinarios muebles, pero están vacíos de vida familiar. ¡Hay que aprender a elegir! San Pablo dice: “Todo me es lícito. Pero no todo me es conveniente” (1 Cor 6, 12). Lo que no nos es conveniente hay que descartarlo de nuestra vida.

- ¿Tienes claro lo que te conviene y lo que no?

- ¿Te llenas de cosas en vez de personas?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma