13 de septiembre de 2021

Dios llena de dones el corazón, pero el egoísmo lo hace pequeño, así que los egoístas reciben poco. ¡Dios quiere que seamos grandes, pero nosotros nos conformamos con amores y felicidad pequeños! Platón y Aristóteles decían que Dios desde el cielo no se interesaba de los pequeños y ridículos asuntos que atormentan a la humanidad. ¡Estaban equivocados! Dios presta atención a todo lo que acontece a las personas, por insignificante que sea. Y no olvidemos que Dios está dispuesto a dar en la medida en que nosotros somos capaces de recibir. ¡Vacía tu corazón de cosas y Dios lo llenará de amor y personas!

- ¿De qué tienen tu corazón lleno?

- ¿Crees o no que Dios se preocupa de tus cosas?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma