18 de septiembre de 2021

Nos confesamos de muchas cosas y le pedimos a Dios multitud de gracias, pero, ¿quién le ruega a Dios que le de humildad? ¿Quién se confiesa de ser poco o nada humilde? Tendemos a pavonearnos ante los demás de saber mucho y ser importantes, pero la realidad es que quien sabe mucho y es importante pocas veces o nunca se pavonea. ¡Qué grande es la persona que practica la humildad! La humildad es la insignia de la grandeza de quien la practica.

- ¿Te gusta pavonearte?

- ¿Te cuesta ejercer la humildad?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma