29 de septiembre de 2021

A Jonás le costó dominar su carácter. Dios le mandaba ir a Nínive, pero él… se negaba y hasta se enfadó con Dios. Thomas Jefferson aconsejó a un amigo que dominara el mal carácter: “Si estás enfadado, cuenta hasta diez antes de decir o hacer nada, y si estás muy enfadado, cuenta hasta cien”.

Para conquistar a los demás, primero hay que conquistarse uno mismo. Una persona que no domina sus pasiones ni controla sus sentimientos, es como un náufrago sin nada a lo que agarrarse.

- ¿Dominas a tu carácter o él te domina a ti?

- ¿Pierdes la compostura cuando te enfadas?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma