6 de noviembre de 2021

¿Siempre buscas tu interés?

Un pescador francés, La Rochefoucauld, decía que todas las virtudes humanas crecen cuando se practican desinteresadamente y sólo actúa de forma honesta quien no busca sus propias ganancias. ¡Fue un poco exagerado! ¿Por qué? Porque el amor a uno mismo y el amor al prójimo no son contradictorios.

Cuando damos un banquete lo hacemos con dos “esperanzas”. El pasárnoslo bien y que los invitados se lo pasen muy bien, y esto sean pobres o ricos. Una persona no es “grande” por buscar su grandeza, sino por la grandeza de lo que hace. No vale el “te invito para que me invites”, sino te invito para pasárnoslo muy bien.

- ¿Qué te mueve cuando invitas a una persona?

- ¿Buscas ser feliz haciendo feliz a los demás?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma

8 de noviembre de 2021