16 de enero de 2022

¡No vivas de remiendos!

Ya nadie remienda pantalones, ni vestidos, ni zurce calcetines. Pero hay personas con sentimientos y corazones zurcidos, remendados. Hay que acudir a Cristo solicitándole un corazón y unos sentimientos nuevos.

Un soldado pagano en el ejército de Constantino Magno. Medio muertos los soldados llegaron a una ciudad, los habitantes de ésta los atendieron tan admirablemente, que aquel dijo: “¿Qué gente es ésta que nos atienden tan bien y se sienten inclinados a hacer el bien?” Otro soldado le respondió: “Son cristianos”. El soldado pagano exclamó: “¡Yo quiero ser como ellos. Yo quiero ser cristiano!”.

- ¿Vive usted de remiendos?

- ¿Envidian su actuar cristiano?

Concédenos.

Dios nos conceda serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar; valor, para cambiar lo que podemos, y sabiduría, para conocer la diferencia.

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Folleto Cuaresma 2022

8 de noviembre de 2021

27 de febrero de 2022