14 de febrero de 2022

No Abofetees

Alzamos la mano contra Dios, incluso abofeteamos como el criado del sumo sacerdote a Cristo, y cuando hemos hecho trizas nuestras vidas decimos con rabia: “Si Dios es tan bueno, ¿por qué no me ayuda? ¿Por qué ha permitido que mi vida se haya roto en mil pedazos?”.

Tú no te dejaste ayudar por Dios. Abofeteaste a Cristo, ¿y ahora le culpas a Él de tu vida rota? Es más; Dios ayuda a quien se deja ayudar, ayuda a quien se ayuda a sí mismo.

- ¿Blasfemas?

- ¿Ignoras a Dios cuando todo te va bien?

“Trabaja como si todo dependiera de ti aunque sepas que todo depende de Dios”, pues Dios ayuda a la persona que se ayuda, y no puede ayudar a la persona que no se aprecia y esfuerza por ser mejor.

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Folleto Cuaresma 2022

8 de noviembre de 2021

23 de febrero de 2022