4 de febrero de 2022

Si arrancamos lo malo que hay en nosotros, descubrimos que el mundo ha mejorado. ¿Y cómo podemos mejorar nosotros? Aceptando que Cristo es la Luz que necesitamos para limpiar nuestros pensamientos y corazón.

Vivimos cuidando con esmero nuestro exterior, pero descuidamos nuestro interior. ¿De verdad nos ocurre eso?

Un hombre habitaba en su hermoso chalet. Cuidaba el jardín de la entrada sin regatear esfuerzos. ¡Daba gusto verlo! Pero las habitaciones del chalet estaban descuidadas y sucias.

- ¿Le ocurre a usted igual con su vida?

- ¿Cuida sus pensamientos y sentimientos?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Folleto Cuaresma 2022

8 de noviembre de 2021

23 de febrero de 2022