5 de marzo de 2022

Rezar con los labios y con el corazón. 

Cuando usted reza, ¿van juntos palabras y pensamientos? Es frecuente que mientras sus labios rezan, su corazón esté muy lejos de Dios; que mientras sus labios recitan oraciones su pensamiento esté de excursión en sus ensoñaciones. Las oraciones que llegan a Dios son aquellas que se recitan con el corazón más que con los labios.

Un sacerdote le decía a un feligrés: “Sus oraciones son más conformistas que sus pensamientos. El cristiano, como sus oraciones, debe aspirar a más, a ser mejor; pero las suyas son conformistas”.

- ¿Usa muchas palabras y poco el corazón?

- ¿Reza con plena confianza en que Dios escucha sus ruegos?

“¿Por qué hay tan pocos gestos sencillos, sonrisas sencillas, gustos, amores, expresiones, modas y vidas sencillas… estamos inundados de lo superficial, doblez, disimulo, cursilería…” Lo sencillo es lo más bello y auténtico.

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Folleto Cuaresma 2022

8 de noviembre de 2021

27 de febrero de 2022