6 de mayo de 2022

Quien no lucha contra sus caprichos, contra sus impulsos egoístas, vive en una continua derrota. Un hombre derrotado es un hombre sin sentido y sin orientación.

Hay que hablar, pensar y actuar en armonía entre la razón y el corazón, una no debe excluir a la otra, salvo excepciones.

Un soldado lucha bravamente defendiendo a su patria y a todo lo que ella representa: Prosperidad, libertad y respeto. Perdió un brazo y una pierna. Cuando el médico le expresa su condolencia por la pérdida del brazo y pierna, el soldado le dice: “No los he perdido, yo los he entregado por mi patria y por la libertad”.

Jesucristo también dijo: “No me quitáis la vida, la entrego Yo libremente”.

- ¿Qué te domina: la razón o el corazón?

- ¿Te dejas llevar por los primeros impulsos?

- ¿Razonas antes de actuar o hablar?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Folleto Cuaresma 2022

8 de noviembre de 2021

23 de febrero de 2022