28 de septiembre de 2022

¡Altura y anchura! 

En “la caída”, el existencialista Camús sitúa al hombre contemporáneo dentro de una celda, que es tan baja que el hombre no puede estar de pie, y tan estrecha que no puede acostarse. Carecía, por tanto, de altura (sin Cielo) y de anchura (sin horizonte). Un hombre así está desvalido, no puede triunfar.

Para el cristiano, para el hombre con fe, sus “caídas” tiene “remisión”, la gracia que Dios le ofrece a toda persona, son alas como las del águila y pies como las patas de las gacelas que lo conducen hasta Cristo que es altura y anchura sin límites.

- ¿Se siente encerrado en sus errores?

- ¿Se rinde ante cualquier caída?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Real o artificial?

Folleto Cuaresma 2022

13 de julio de 2022