7 de octubre de 2022

La felicidad no está en el consumo, en comprar cosas. ¿Entonces donde está la felicidad? En amar y sentirse amado, en ser luz y fuerza para quien se ama.

- Manuel, vivimos en el siglo XXI, no en el romanticismo. Creo que usted y su Isabel son de otra época.

- ¿Usted ha comido un cocido sin condimentar? Pues el romanticismo es el condimento del matrimonio. Yo entiendo por romanticismo estos condimentos: un poco de sacrificio, mucha comprensión, muchas pizcas de alegría, de vez en cuando un regalo... todo eso da sabor y hace apetitoso el matrimonio. ¡Un cocido sin sal, sin carne, sin tocino, sin chorizo...!

- Jaja... Así que un buen matrimonio es el que se condimenta bien. ¡Bueno, es un ejemplo!

- ¡No lo dude! Quien ama intenta identificarse con el amado/a. ¿A que a usted le gustan las películas románticas?

¡Esposos, sed románticos con vuestras esposas!

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Real o artificial?

Folleto Cuaresma 2022

13 de julio de 2022