6 de noviembre de 2022

Todas las personas soñamos con llegar a grandes metas, a hacer algo grande, pero ¿cuántos se quedan en el primer paso o ni siquiera dan el primero? Y lo peor de todo es que culparán de no caminar ellos, a la vida, o incluso a Dios. Exclamarán: ¡No he tenido suerte! ¡Si se me hubiera dado una oportunidad! ¡Dios no se ha portado bien conmigo en este aspecto!

Tener el corazón lleno de deseos es bueno, pero no basta para hacerlos realidad. Hay que ser perseverantes, hay que esforzarse. San Benito tenía razón cuando decía: “Ora y trabaja”. ¡Haz tú lo mismo y experimentarás la conquista de muchas metas!

Y usted:

- ¿Vives sólo de buenos propósitos?

- ¿Haces realidad tus propósitos?

Uno a uno, como ladrillo a ladrillo, se construyen las casas y los ideales.

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Real o artificial?

Folleto Cuaresma 2022

13 de julio de 2022